Las salinas de Ulló en Vilaboa.

Un paraíso natural en el Morrazo.

Si te estás preguntando, qué ver en Vilaboa en una tarde o en unas horas, la primera respuesta que debería venirte a la cabeza es, visitar las Salinas de Ulló.

Hacer una ruta por las Salinas de Ulló o Salinas de Vilaboa, en Pontevedra, es una de las actividades obligatorias si visitas el municipio de Vilaboa o alguna de sus parroquias.

Durante el paseo por las salinas podrás disfrutar de unas vistas hipnóticas a la ensenada de San Simón y a la Ría de Vigo para luego perderte por su frondoso bosque hasta llegar a la granja de las Salinas de Ulló.

Al terminar el paseo y para irte con un mejor sabor de boca, siempre puedes disfrutar de una parada en uno de los furanchos típicos del pueblo de Vilaboa para recuperar energía. Porque eso de que en Galicia se come muy bien es verdad y no es solo un dicho.

Puede que ahora tengas miles de preguntas sobre las Salinas…

Si quieres recibir más artículos como este para conocer más sobre El Morrazo, suscríbete y te avisaremos cuando creamos una nuevo. Te vemos dentro.

¿Dónde se encuentran las Salinas de Ulló? ¿Dónde quedan las Salinas?

Si no eres de Vilaboa, y quieres visitar las salinas o las ruinas de Ulló seguro que te hiciste esta pregunta. Cómo te iba diciendo, las Salinas de Ulló se encuentran en Vilaboa y su extensión va desde la parroquia de Paredes hasta la playa de Larache en la parroquia de Santa Cristina de Cobres.

Vilaboa es uno de los concellos del Morrazo que forma parte de la mancomunidad de “Terras de Pontevedra”.

Mapa de Vilaboa.

¿Cómo llegar a las Salinas de Ulló?

Si te encuentras en cualquiera de los municipios del Morrazo: Moaña, Cangas, Marín o Bueu, y quieres llegar a las Salinas de Ulló solo tienes que tomar el corredor del Morrazo en dirección Domayo y en la rotonda tomar la salida hacia Vilaboa.

Si vienes desde Vigo, tienes que cruzar el puente de Rande y en la rotonda tras la primera salida, tomar la salida hacia Vilaboa.

Vengas por donde vengas, una vez tomes la salida, tendrás que dirigirte hacia la carretera N-554, (llena de rotondas) y atravesar las parroquias de San Adrián de Cobres y Santa Cristina.

Sigue la N-554 hasta “Toural” y unos metros más adelante del cartel, te encontrarás otro cartel que pone “Salinas de Ulló” a mano derecha. Solo tienes que girar a la derecha como indica el cartel y seguir por esa carretera de badenes. A poco más de 1 km encontrarás un pequeño aparcamiento gratuíto a mano izquierda en el que podrás dejar tu coche y empezar tu ruta de senderismo a pie.

Si visitas las salinas en un día soleado, al lado del parking te encontrarás un pequeño puesto, donde podrás comprar agua, refrescos y demás aperitivos varios.

Aquí te dejo el mapa de cómo llegar a las Salinas y el tiempo que puedes tener durante tu visita a Vilaboa

Si quieres recibir más artículos como este para conocer más sobre El Morrazo, suscríbete y te avisaremos cuando creamos una nuevo. Te vemos dentro.

Pero… ¿Cuál es la historia que hay detrás de las salinas de Ulló o Salinas de Vilaboa?

Ruta y Mapa de las Salinas de Ulló.

Aunque parezca mentira, este lugar tan mágico y natural con el que te encuentras nada más bajarte del coche, no es algo que se creara únicamente de forma natural, por sí solo.

Cómo ya sabes, las Salinas de Vilaboa, ocupan un área bastante grande. Se extiende desde la parroquia de Paredes hasta la Playa de Larache en Santa Cristina de Cobres.

Están formadas por la unión de dos ríos (Tuimil y Villil) que desembocan en la ensenada de la isla de San Simón formando unas marismas de agua salada de muy poca profundidad. Eso da pié a que cuando baja la marea la profundidad sea aún menor.

Pero, ¿qué es en sí una salina?

El Diccionario de la RAE, nos da varios significados:

  1. Que contiene sal.
  2. Que tiene cualidades propias de la sal.
  3. Mina de sal.
  4. Establecimiento donde se beneficia la sal de las aguas del mar o de ciertos manantiales, cuando se ha evaporado el agua.

Esta última, es la definición que más se parece al uso que le dieron a las salinas durante el reinado de Felipe IV.

De esta forma en 1637, durante el reinado de Felipe IV, y viendo la posibilidad de crear un “negocio emergente” en esta zona de Vilaboa, se construyó un dique con pequeñas compuertas que ayudarían a contener el agua salada. De esta forma, las compuertas se abrían y cerraban a su antojo, reteniendo la poca agua que necesitaban en las marismas.

Así al quedar el agua estancada en la laguna y gracias al calor del sol, se conseguía que el sal contenida en el agua de mar se cristalizara de forma natural sobre la superficie, para luego ser extraída y elaborada.

En total todo el proceso lo podemos resumir en 4 simples pasos.

  1. A través de las compuertas del dique de abrigo, entraba el agua procedente de la Ría de Vigo.
  2. El agua de mar permanecía estancada durante unos días, hasta alcanzar una precristalización del sal.
  3. Una vez que alcanzaba la temperatura adecuada, se abrían las compuertas que conectan la laguna con los cocederos.
  4. El agua quedaba estancada en los cocederos durante unos días hasta que alcanzara los 22 o 24º, para así favorecer la recogida del sal.

Al principio las Salinas de Ulló fueron explotadas por los monjes del Monasterio de Poio, pero luego en 1694, los jesuítas del Colegio de Pontevedra tomaron el relevo.

Hasta que a principios de 1720, se dejaron de utilizar para este fin.

Si quieres recibir más artículos como este para conocer más sobre El Morrazo, suscríbete y te avisaremos cuando creamos una nuevo. Te vemos dentro.

Qué ver en las Salinas de Vilaboa, en Pontevedra. ¿Con qué me voy a encontrar al llegar a las Salinas de Ulló?

Cómo te iba diciendo, nada más bajarte del coche, te vas a quedar asombrado y asombrada con tanta belleza que desprenden las salinas.

Eso sí, el paisaje podrá variar un poco en función de las mareas.

Seguro que ya sabes que en Galicia, la marea sube y baja, por lo tanto, antes de visitar las Salinas, es mejor que te cerciores de “cómo será la marea para hoy” en la ría de Vigo, o buscar un horario de mareas, para así no llevarte una decepción.

Aquí te dejo un enlace que te muestra las mareas en tiempo real.

Lo ideal sería poder visitar las Salinas de Vilaboa un día con pleamar o marea alta y otro día con bajamar o marea baja.

Si visitas las Salinas en bajamar podrás ver la laguna con muy poca agua, y verás que se forman pequeños riachuelos. Por el contrario, si vas con pleamar, la laguna estará completamente llena. Pareciendo una piscina natural.

Durante tu visita a las salinas de Ulló en Vilaboa, podrás podrás visitar:

  • la Granja de Ulló
  • el sendero de las salinas.

La mejor ruta de senderismo que puedes hacer por las Salinas de Ulló.

Esta ruta de senderismo por las Salinas es circular, así que tu decides por dónde empezarla. Vayas por donde vayas vas a empezar y a acabar en el mismo sitio.

Si eres alguien como yo al que no le gusta mucho tener que volver por el mismo camino, te encantará.

Si quieres recibir más artículos como este para conocer más sobre El Morrazo, suscríbete y te avisaremos cuando creamos una nuevo. Te vemos dentro.

De paseo por las Salinas de Vilaboa, en Pontevedra.Comenzamos nuestra ruta por las salinas de Ulló.

Nosotros decidimos empezar nuestra ruta de las Salinas de Ulló por el camino principal que se encuentra justo a la salida del parking, que bordea las salinas.

Bienvenida a las Salinas de Ullo.

Ya al principio pudimos observar las diferentes aves que nos encontrábamos a nuestro paso, además de patos y cisnes con sus crías. Incluso una garza.
Empezamos así porque queríamos ver las ruinas de la Granja Ulló tranquilamente y sacar unas buenas fotos antes de que se llenara de gente.

Parece mentira, que tuviéramos esta maravilla tan cerca y que aún no hubiéramos venido hasta ahora.

Aquí te dejo un enlace al la Ruta de Wikilog existente.

Ruinas de la Granja Ulló. Salinas de Ulló Granja.

Antes de seguir por el camino de las marismas y continuar por el sendero, nos desviamos por un camino con aroma a eucalipto que tenía varias señales de madera indicando que las ruinas estaban a escasos 150 metros.

Era una zona de bosque en la que pudimos ver las ruinas de la “Granja de Ulló.”

Parecía una escena recién sacada de Jumanji o Jurassic Park..

Si te ves con muchas ganas de andar, también puedes hacer una ruta de senderismo más larga y conocer Vilaboa en profundidad.

Si sigues unos 2,5 km llegarás hasta el “Peirao de Acuña”, y si caminas unos 3,8km podrás llegar hasta la Ensenada de Larache, pero nosotros no teníamos tiempo así que decidimos quedarnos cerca y nos dirigimos directamente a la Granja de las salinas de Ulló.

No tengo palabras para describir este lugar. Es simplemente impresionante.

Nada más llegar puedes observar que en su momento debían de ser dos caserones enormes. Nada que ver con una casa de aldea con las que te puedes encontrar hoy en día.

Si quieres recibir más artículos como este para conocer más sobre El Morrazo, suscríbete y te avisaremos cuando creamos una nuevo. Te vemos dentro.

Paseamos por las distintas estancias de lo que todavía queda en pie de cada una de las caseronas: por sus escaleras, sus grandes muros de piedra…entre las ruinas con sus árboles, raíces y enredaderas cubriendo los muros…

Árbon son raíz trepando.

Parecía como si nos hubiéramos adentrado de repente en una película de Robin Hood y alguien pudiera lanzarnos una flecha en cualquier momento!

Bosque de leyenda hacia las Ruinas de Ulló.

Mientras estaba sacando unas cuantas fotos a un árbol que atravesaba una de las habitaciones, ensimismada en mis pensamientos, Rubén me llamó en bajito y me dice:

—Sara, mira, hay un hada.

Pensaba que me estaba tomando el pelo… que habría visto un colibrí o una luciérnaga…o vete tú a saber…

Pero, me asomé por una de las ventanas de la casa en ruinas, y la ví. Allí estaba toda tranquila posando cerca de un árbol.

Con sus flores en el pelo, su vestido rosa, y sus zapatos de hada.

No pienses que nos estamos volviendo locos…estaban allí.

Un hada, una bruja y un fotógrafo con una cámara último modelo.

Sí, debían de estar haciendo una sesión de fotos para vete tú a saber qué. Quién sabe a lo mejor hasta eran influencers de Vilaboa o alrededores y nosotros sin enterarnos.

Pero, los niños pequeños que estaban de paseo por las salinas con sus padres, al principio fliparon al verlas.

Normal. Nunca sabes dónde te vas a encontrar a alguien disfrazado.

Si quieres recibir más artículos como este para conocer más sobre El Morrazo, suscríbete y te avisaremos cuando creamos una nuevo. Te vemos dentro.

En fin, lo que más nos llamó la atención de la granja de las salinas de Ulló, fue que aunque son unas ruinas de hace más de dos siglos, algunas de sus estructuras y construcciones estaban en perfecto estado.

Sus antiquísimas y enormes “lareiras”, las chimeneas, los hornos, las escaleras…Se nota que todo estaba hecho de piedra maciza.

Supuestamente, en estas caseronas es dónde vivían todas las personas que trabajaban en la granja por aquel entonces.

Si vienes con niños pequeños, no te lo puedes perder. Es un escenario fantástico para dejar volar la imaginación de mayores y pequeños, y si tienes suerte hasta puede que te encuentres a algún hada de paseo.

Después de disfrutar de las ruinas, y crear nuestros propios recuerdos, volvimos al sendero de las salinas, para seguir con nuestra ruta, hacia el dique para disfrutar de la ensenada de Vilaboa.

El sendero de las Salinas de Ulló, Vilaboa. Salinas de Ulló ruta.

He de decir que toda esta zona de Vilaboa participa en el proyecto Red Natura 2000 y forma parte de la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA).

Cómo ya te habrás imaginado, las salinas sirven de hábitat para muchas aves, plantas y peces y también son visitadas por muchas aves migratorias, que necesitan descansar a su paso por Galicia.

Retomamos nuestro camino por el sendero de las salinas, hasta llegar al gran dique de piedra que separa la laguna de la Ría de Vigo.

Cruzar el dique fue una de las cosas más chulas de la ruta, a medio camino nos sentamos a observar la isla de San Simón.

Al final de todo, te encontrarás lo que queda de lo que en su día fue un gran molino de mareas.

Fue el primer molino de mareas creado en Galicia y lo utilizaban para generar energía hidráulica, es decir aprovechaban las corrientes del fondo de la Ría de Vigo para generar energía renovable.

Ya por aquella época pensaban en cómo no comerle vida al planeta. Creo que deberíamos de aprender un poquito.

Al final del dique hay un pequeño muellito, con unas barandillas y bancos, donde puedes sentarte a descansar y a ver el molino de mareas.

Cómo el molino está en las salinas, mucha gente lo llama molino de salinas en vez de molino de mareas, pero su función es la misma, generar energía renovable.

Molino de Mareas.

Ya siguiendo la ruta, por esta zona también te vas a encontrar con un parque biosaludable, por si te quedan ganas de hacer un poco de ejercicio.

Cómo muchas de las rutas que comentamos en el blog, la ruta de las Salinas de Vilaboa, también se puede hacer en bici.

Eso sí, si vas en bici, una vez que llegues al dique tendrás que ir con cuidado, no porque te puedas caer al agua, y darte un chapuzón no deseado, que también… sino porque es un dique un tanto estrecho que si hay aglomeración de gente, o niños corriendo no podrás pedalear muy bien.

Pero, todo es cuestión de civismo, así que…¡Adelante!

¡A nosotros nos encantó!

Es una ruta fantástica e ideal, tanto si quieres pasear en pareja, pasear en familia, pasear con peques o pasear con tu mascota.

¡Es apta para todos! Hasta para ir con carrito bebé.

Eso sí, hay varias señales que indican que si visitas las salinas con tu perro, tendrá que ir atado, para evitar un problema con todas las aves que viven y anidan en ellas.

Si quieres recibir más artículos como este para conocer más sobre El Morrazo, suscríbete y te avisaremos cuando creamos una nuevo. Te vemos dentro.

A tener en cuenta antes de visitar las Salinas de Ulló, en Pontevedra. Ruta por las salinas.

Si te soy sincera, el día que decidimos ir a ver las Salinas y la Granja de Ulló, en Vilaboa, surgió un poco de repente sin mucha planificación.

Pero aquí te dejamos algunos Tips que seguro que te gustará tener en cuenta para tu visita y para la ruta por las salinas:

Mareas en las salinas:

¿Visitar las salinas de Vilaboa en bajamar o pleamar?

Las salinas de Vilaboa son bonitas de por sí, pero la mayoría de la gente prefiere visitarlas en bajamar. Cuando está la marea baja, encontrarás la salina medianamente seca, con pequeñas pozas y riachuelos. De esta manera puedes imaginar mucho mejor cómo era el proceso de elaboración de sal. 

Te recomiendo que le eches un ojo a la tabla de mareas, o simplemente busca en Google cómo será la marea en la Ría de Vigo o en Vilaboa, y después de saber esto solo tendrás que decidir la hora de visita.

Para que te sea más fácil te dejamos un link por aquí. Mareas en la Ría de Vigo para hoy.

Aparcamiento en las Salinas de Ulló:

Poco antes de llegar, seguro que te vas encontrando coches aparcados por el camino, pero no te preocupes porque justo al lado de las Salinas hay un aparcamiento gratuíto.

Descansos y duración de la ruta:

Nuestra ruta de senderismo por las salinas duraría más o menos 1 hora y 30 minutos o 2 horas. Pero nos paramos bastante a sacar fotos y a disfrutar del fantástico paisaje.

Al final del dique hay un par de bancos donde puedes sentarte y disfrutar de las vistas a la Ría de Vigo y a la Isla de San Simón. Es un buen lugar para tomarse la merienda.

Supongo que si eres de los que elegiste visitar también la ensenada de Larache, seguro que a la vuelta si que necesitarás un buen descanso o un buen aperitivo.

Si quieres recibir más artículos como este para conocer más sobre El Morrazo, suscríbete y te avisaremos cuando creamos una nuevo. Te vemos dentro.

Sin duda, las Salinas de Vilaboa, son un lugar espectacular para pasar el día.

Si ya las conoces puedes contarnos qué tal fue tu experiencia por Vilaboa.

Y si aún no conoces el paseo de las Salinas, también puedes dejar tu comentario preguntando lo que quieras acerca de las salinas, la granja o de Vilaboa, estaremos encantados de ayudarte en lo que podamos.

Excursión a la isla de San Simón en barco
Excursión a la isla de San Simón en barco

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sara Pombal | Copywriter

Translate