“¿Podrías decir, por favor, qué camino debo seguir para llegar allí? -Esto depende en gran parte del sitio del que quieras partir. No me importa mucho el sitio, respondió Alicia. Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes, le contestó el Gato”.

Adaptación de Lewis Carroll.
Cruz do Xestoso en Monte Paralaia. Moaña

¿Cómo llegar?

Aunque no lo parezca, el mirador del Monte Paralaia, es un mirador que comparten dos municipios diferentes. Me refiero a los concellos de Moaña y Bueu, que forman parte de la comarca del Morrazo.

Así que podrás comenzar tu ruta en cualquiera de los dos puntos ¡Tú decides qué camino quieres seguir!

Nosotros hicimos la ruta varias veces desde ambos lugares, y las dos valen la pena. Sinceramente no sabría decirte cual de ellas es la mejor, así que elijas la que elijas estará bien, porque lo increíble son las vistas finales a las que llegarás, vayas por un sitio u otro.

Así que… como decía Jack el destripador, vamos por partes.

Empezamos la ruta hacia el Mirador del Monte Paralaia

Como te decía puedes empezar esta ruta desde 2 lugares diferentes.

Si te encuentras en Bueu, puedes empezar tu ruta desde la parroquia de Ermelo, donde también podrás disfrutar del Mirador de A Esculca y su gran Cruz de Santiago o Cruz de Ermelo. Desde donde podrás ver gran parte de las Rías Baixas.

Si por el contrario prefieres empezar tu ruta desde Moaña, puedes hacerlo desde el área recreativa del Leñador, también conocido como Monte Abierto. Hasta aquí puedes acceder en coche a través de una estrecha carretera que parte desde el corredor del Morrazo.

Hasta hace pocos años aquí se hacia una romería muy importante para el pueblo de Moaña. En mi niñez era un gran día.

Este también es un buen lugar para refrescarse en su fuente de agua potable, descansar, comer o merendar en sus mesas de piedra, bajo una gran arboleda de pinos, castaños y robles. Desde allí te encontrarás con un pequeño anticipo de lo que serán las vistas desde el mirador.

Primeros metros de subida…

Una vez empieces la subida por las pistas de tierra, tienes que ir atento, dado que algunas de ellas coinciden con una de las rutas BTT, utilizadas por las personas aficionadas a las bicicletas. Así que si es sábado de tarde o domingo de mañana ándate con ojo no vaya a ser…aunque otra de las opciones también es hacer la ruta en bici.

Si vas andando, te recomiendo que te tomes la subida con tranquilidad y que disfrutes de la belleza del paseo, de sus colores, de los sonidos de los pájaros, del aire fresco con olor a eucalipto… porque tendrás que andar por diferentes pistas de tierra y piedras, con curvas y cuestas arriba. Pero no todo es malo, porque como suelen decir, todo esfuerzo tiene su recompensa.

Y menuda recompensa…

Nada más terminar el último tramo de ruta, la última cuestita de piedras, ya empiezas a divisar algo…
Y así, nada más llegar al alto del monte paralaia, te encontrarás con la cruz do xestoso, una cruz de madera de unos cuantos metros de altura, pero no te preocupes que está bien anclada a las piedras. Puedes sacarte fotos agarrado a ella sin problema, ¡Qué no se te va a caer encima!

Al poco que te asomes, te sorprenderán las vistas.

Te recomiendo que te sientes en alguna de las piedras y disfrutes de la tranquilidad y de las maravillosas vistas que te ofrece el lugar. Desde allí arriba podrás ver toda la Ría de Vigo en su máximo esplendor, con las Islas Cíes al fondo, protegiendo la ruta de entrada y salida. También podrás ver la extensión del pueblo de Moaña a tus pies, con la Isla de San Bartolomeu y el monte Faro de Domaio a tu izquierda, así como las parroquias de Tirán o San Martiño a tu derecha.

En el mismo mirador, si en vez de mirar hacia la Ría de Vigo, te das la vuelta y miras hacia el monte, verás un pequeño banco de madera, desde el que podrás disfrutar de las vistas y sacar unas buenas panorámicas de recuerdo de tu visita por Moaña.

Aquí te dejo algunas fotillos que sacamos cuando llegamos.

CAFATT Uniformes

Facebook.com/cafatt

Compárteme

Comparte este artículos con tus amig@s